¿Existe el color exacto?

Los modelistas siempre hemos tenido el problema de saber con que colores pintar nuestros modelos. Para algunos este tema se convierte en una verdadera obsesión por conseguir el color exacto.

Desde hace muchos años llevo estudiando este tema y tengo una serie de reflexiones personales sobre el mismo que quiero compartir con vosotros.

¿Existe el color exacto?

Esta es la gran pregunta que se hacen muchos modelistas viendo toda una serie de revistas, tablas de equivalencias y sesudos libros en varios volúmenes sobre el tema, y la respuesta es muy simple:

NO

Aunque este "NO" es matizable.

El Color Oficial.

Normalmente casi todos los países y fabricantes tienen unas especificaciones concretas sobre los colores a emplear sobre barcos, aviones, tanques, coches etc. Esto es lo que podríamos llamar como color "oficial". Los fabricantes de pinturas intentan cumplir  estas especificaciones y proporcionan sus colores para su uso.

Y aquí esta el primer problema. Muchas veces los fabricantes no son capaces por diversas causas de ajustarse a la normativa "oficial" por muy diversas causas, falta de suministro, poca capacidad tecnología en lo referente a las diferencias de fabricación entre lotes, etc.

Todos conocemos el clásico ejemplo de querer repintar un coche, los papeles del coche suelen reflejar el lote y referencia exacta de la pintura empleada en el coche, y aun así usando esa misma referencia con los estándares actuales de produccion el color nunca sale exactamente igual, y aquí nos adentramos en lo que llamaríamos el color "Real".

El Color Real

Hay muchas circunstancias que inciden en el color real aplicado a los barcos, aviones, tanques, coches etc.

En primer lugar el lote de pintura aplicado, todos sabemos que es frecuente que dos lotes distintos de una misma referencia tengan pequeñas diferencias de tonalidad entre si, y eso en las mejores condiciones de fabricacion, con ordenadores inyectores exactos, condiciones ambientales controladas y toda la tecnología actual.

Imaginaros esas diferencias cuanto mas atrás retrocedamos en el tiempo, las pinturas hechas con medidas a mano, en condiciones variables de humedad y calor, medidas "a mano o a ojo" etc.

Y eso también en las mejores condiciones posibles de fabricacion, imaginaros como puede ser la fabricacion de pinturas en unas condiciones de guerra, con falta de mano de obra cualificada, con dificultades de suministro de ciertos componentes, bajo la presión de los bombardeos, etc.

Y esto solo en lo relativo a la fabricacion del color. A esto además hay que añadirle las condiciones de la aplicación.

No es lo mismo aplicar una pintura en una cámara completamente sellada sin polvo en suspensión con unas condiciones de temperatura y humedad controladas con unos equipos regulados por ordenador con unos disolventes purificados y exactamente dosificados y una presión verdaderamente constante como en cualquier fabrica de aviación actual.

Solo hay que pensar en una fábrica de aviones alemanes del final de la segunda guerra mundial. Las peores condiciones posibles de suministro, con escasez de pinturas, bajo continuas alertas de bombardeo que paralizaban la produccion, sin mano de obra cualificada, con talleres diseminados en bosques, cuevas y minas bajo tierra, con secciones pintadas por separado cada una en una parte, etc.

Entre estos dos extremos todas las posibilidades son factibles.

Pero la cosa no acaba aquí. Todo lo que hemos comentado es aplicable solo al avión salido "nuevo" de fabrica. Ahora hay que añadirle las condiciones de uso y mantenimiento.

No es lo mismo un avión en un hangar que uno en el desierto de África a la intemperie que uno embarcado en un portaaviones bajo los efectos corrosivos de la sal marina.

No es lo mismo un Zero en Japón en su aeródromo con suministros y repuestos y bien cuidado  que uno destinado en la Jungla de Nueva Guinea en  unas condiciones verdaderamente terribles.

Y así variaciones hasta el infinito.

Sobre este tema siempre cuento una anecdota. La primera vez que subí a un portaaviones americano (cuando se podía) fue allá por el año 1985, el USS John F. Kennedy (CV-67), mi primera impresion al encontrarme con una serie de tres F-14 Tomcats alineados uno al lado de otro fue indescriptible, os lo podeis imaginar .... pero la segunda fue muy simple, entre repintados, grasa, fugas de scape, pisadas, etc, etc, habián variado tanto de aspecto entre si que no parecian del mismo color. Desde entonces tuve claro que eso del color exacto no existía.

Así pues mi opinión es sencilla, una cosa es el color "oficial" y otra cosa es el color "real", este último admite una serie de variaciones sobre aquel, pero eso si, dentro de un rango determinado del color.

Un marrón no se convierte en azul, puede convertirse en un marrón mas o menos claro, o mas o menos virando hacia otro color (amarillo o rojo por ejemplo) pero eso sí, seguirá siendo marrón sin alejarse demasiado del color original.

Por eso creo que no hay que obsesionarse con el color "exacto", a veces pienso que eso no es mas que una patraña que inventó alguna marca de pinturas que pretendía vendernos sus colores aludiendo que los suyos eran los de verdad.

Mucho mas importante que el color es el contraste entre los diversos colores de un modelo, ahí si que esta el verdadero meollo de la cuestión.

Un avión alemán anterior a la segunda guerra mundial lleva un camuflaje en verde, marrón y gris, no importa tanto el hecho de que los colores sean exactos, exactos, como el que el marrón sea mas oscuro que el verde, que es como realmente era y no como se ve en muchos modelos.

Y hasta aquí llegan mis opiniones sobre el tema, espero que os ayuden a reflexionar sobre el mismo y os faciliten el disfrute de este hobby nuestro sin obsesiones ni complicaciones.

Saludos, Rafa


1 comentario:

JUAN ANTONIO dijo...

Hola , trabajo en la armada española y e cuanto a los colores hay muchos matices y machas reflexiones , principalmente , el fabricante de la pintura y del método de pintar y intentare explicarme , dentro de un barco hay un pañol de pinturas que se corresponden en teoría a las que el buque necesita , independientemente de todo esto conozco dos empresas que suministraban. Pintura naval y los tonos son distintos , pero el color es el mismo .
Creo que son dos cosas completamente distintas , por otro lado si un buque navega y por lo que sea necesita una reparación y no es en nuestro país se utiliza las que el pañol tiene pero que ocurre si necesita más pintura ? Dos opciones exportarla vía aérea al buque y otra comprarla en el país , si los tonos como dije antes no son los mismo ahora ya ni te cuento , en la armada es muy difícil la unificación de tonos , desconozco en el ejército de tierra y el aire , , de todos modos esto tiene mucho que debatir .